¿Cómo educar a un perro para vivir en un departamento?

¿Cómo educar a un perro?

Adaptar el ritmo de vida de un perro a un ambiente urbano podría representar todo un reto, en especial cuando significa vivir en un departamento con un espacio más pequeño, ruidos inesperados durante todo el día y periodos un poco más largos en soledad; sin embargo, con un poco de paciencia, constancia y mucho amor estas mascotas se adaptarán a donde quiera que vayamos.

Te dejamos algunos consejos que harán más amenos sus días y evitarán que tu departamento se convierta en un auténtico caos

 

Aprende cómo educar a un perro para vivir en un departamento

El entrenamiento es de suma importancia para que tu perro y tú tengan una convivencia óptima que los mantenga seguros en cualquier situación; tanto en un ambiente cerrado, por ejemplo, una cocina, así como en un parque abierto y lleno de extraños. La obediencia inmediata a órdenes como "Quieto" y "Ven" puede mantener a tu amigo a salvo en caso de que se llegara a soltar de su correa o a escapar mientras están en la calle, especialmente si esto sucede en una zona con mucho tráfico de autos o a la vista de otros perros con los que pudiera comenzar una riña.

¿Cómo educar a un perro para vivir en un departamento?

Mantenlo limpio   

Nadie quiere vivir con alguien que huele mal, lo mismo aplica a tu perro. 

Bañaló cuando sea necesario, eso no significa que debas bañarle mucho, en especial los cachorros que requieren menos baños que los humanos; más lavados no implican más felicidad para él. La higiene de los perros no es tan exhaustiva como la nuestra. De hecho, bañarle con demasiada frecuencia podría dañar su piel y su pelaje, aunque su curiosidad natural podría llevarlo a ensuciarse y requerir un baño urgente de vez en cuando.

El momento preferido de un perro, además de la hora de comer, suele ser cuando lo acarician, incluyendo el momento de cepillarlo; cepíllalo regularmente para eliminar el pelo muerto y mantenerlo suave y brillante. Elige un cepillo adecuado para su pelo. 

   

Establece límites para tu perro

Establecer límites hará que su convivencia dentro del hogar sea óptima. No permitas que tu perro -por muy lindo que sea- duerma en tu cama. Debe aprender que tiene su propia camita. Esto lo ayudará a entender cuál es su espacio y cuál es el tuyo. 

Evita alimentarlo en la mesa, ya sean pequeños bocadillos de tu comida o algunos especiales para mascota. Así aprenderá a respetar tu momento de comer.

 

Prepáralo para los ruidos  

Con frecuencia, los perros se alertan o asustan ante los ruidos comunes de las áreas urbanas. Enséñale a permanecer tranquilo ante los diversos sonidos de la ciudad, como las sirenas, motores o golpes de construcción. Premia y elogia su buen comportamiento en estas situaciones.  

 

Recuerda que los perros necesitan espacio para correr y que lo más importante es la calidad de su interacción contigo y sus cuidados. Los parques suelen ser buenas opciones para que saque esa energía, también podría interesarte Tips para cachorros inquietos en casa, lograrás obtener información de cómo canalizar toda esa energía y así poder adaptarse a la vida urbana.  

Vivir en un lugar pequeño o muy cerrado, puede causar problemas o mal comportamiento en las mascotas si no se sabe estimularlas adecuadamente, por eso es importante aprender cómo educar a un perro para tener una mejor convivencia en el hogar.

entrenalo para vivir en un departamento