¿Por qué ponerle un microchip para gatos?

microchip para gatos

Por diversas razones tu gato puede desaparecer como: asustarse y salir corriendo, o tal vez desorientarse o distraerse en un nuevo entorno. La ventaja de ponerle un microchip es que si se pierde lo puedes encontrar.

 

Colocar el microchip para gatos

 

Es un procedimiento simple, rápido y sin dolor para tu minino. Habla con el veterinario quien se encargará de colocarlo debajo de su piel. El dispositivo es diminuto del tamaño de un grano de arroz y una vez que el está en su lugar, tu gato no lo sentirá.

 

El microchip tiene un código único, que se registra en una base de datos, como dueño deberás proporcionar tu nombre, dirección y número de teléfono de emergencia. La información que lleva el microchip también incluye los datos de tu gato como el registro de vacunas y si está o no esterilizado.

 

¿Cuándo pueden colocarle el microchip para gatos?

 

Dependiendo de la raza y tamaño, a la mayoría de los gatos se les puede colocar el microchip desde las 10-12 semanas en adelante. Algunos criadores entregan al gatito con su microchip o brindan opciones de este servicio.

 

¡Juntos de nuevo!

 

Si tu amigo felino se pierde y un desconocido lo encuentra, todo lo que tiene que hacer es entregarlo a un refugio o clínica veterinaria donde usarán un dispositivo especial para ver si tu gatito tiene un microchip. Al detectarlo se muestra el código que le asignaron cuando lo colocaron junto con los detalles acerca de ti y tu gato que han sido registrados en la base de datos. De esta forma quien encontró a tu felino se puede poner en contacto contigo para que lo tengas de nuevo en casa.