Problemas digestivos en perros

Purina® Problemas digestivos en perros

Los problemas digestivos en perros son de las razones más comunes para llevar a un perro al veterinario. Te decimos qué hacer.

¿Sospechas que la comida o las alergias de tu perro están alterando su digestión? Los problemas digestivos, incluida la enfermedad gastrointestinal, se encuentran entre las razones más comunes por las que los perros son llevados con mayor frecuencia al veterinario. Los problemas digestivos pueden ser el resultado de:

  • Alergias a los alimentos.
  • Infecciones.
  • Indiscreción dietética (cuando las mascotas comen cosas que no deberían).

También podría interesarte leer Enfermedades de los perros cachorros, encontrarás mucho más datos e información que podría ayudarte.

Peligros del malestar digestivo en tu perro

Muchos problemas estomacales pueden resolverse después de que el sistema digestivo de un perro tenga la oportunidad de descansar, pero pueden ocurrir condiciones más graves. La pérdida de peso, la deshidratación y el debilitamiento son posibles consecuencias de problemas digestivos graves.

Signos y síntomas de una digestión molesta

Presta atención a lo que come tu perro y cómo le afecta. Una observación cuidadosa puede ayudarte a determinar la causa de la incomodidad de tu perro y te dará más información para compartir con el veterinario.

Si tu perro tiene un problema digestivo agudo o persistente, comunícate con el veterinario, quien puede determinar el tratamiento adecuado después de una adecuada revisión.

Los síntomas de problemas digestivos en perros son amplios e incluyen:

  • Pérdida de apetito.
  • Exceso de gases.
  • Vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Dificultad para tragar.

Algunos problemas digestivos del perro se alivian cuando su estómago descansa, pero las condiciones más graves pueden provocar pérdida de peso, deshidratación y debilitamiento. Tu veterinario puede determinar el tratamiento apropiado a llevar cabo para el mejoramiento progresivo de tu mascota.

 

Problemas digestivos en perros

 

¿Cómo entender los problemas digestivos en perros?

Los trastornos gastrointestinales generalmente afectan el sistema digestivo de tu mascota y la capacidad para digerir y absorber nutrientes. Estos problemas pueden estar causados por distintos factores, como:

  • Un cambio brusco en la dieta.
  • Trauma.
  • Comer en exceso.
  • Toxinas.
  • Alergias.
  • Objetos extraños.
  • Parásitos.
  • Medicamentos.
  • Agentes infecciosos.

El diagnóstico adecuado de los problemas digestivos del perro puede ser difícil debido a que hay muchas causas para ellos y también porque puede originarse en cualquier parte de su sistema digestivo, desde la boca y esófago, hasta el estómago, hígado, páncreas y tracto intestinal.

Tratamiento para problemas digestivos en perros

Dependiendo de la gravedad y el tipo de problema, éste puede incluir el manejo de la dieta con un alimento especial para estómagos sensibles caninos, manejo médico o incluso cirugía abdominal.

Si se necesitan pruebas de diagnóstico adicionales, el veterinario puede recomendar análisis de laboratorio, radiografías o un procedimiento como la endoscopia, que consiste en insertar un tubo con una pequeña cámara de video en el tracto digestivo de tu perro.

Dado que muchos trastornos gastrointestinales pueden irritar su estómago e intestino, una dieta fácil de digerir puede ayudar a asegurar que tu perro obtenga el equilibrio de nutrientes necesario para su recuperación.

Los problemas digestivos en los perros, como lo mencionamos a un principio, suelen ser comunes, pero tu amigo de cuatro patas necesitará que estés atento a sus actividades del día para que puedas detectar a tiempo cualquier anomalía y lo ayudes en el momento adecuado.

Los alimentos para perros con problemas digestivos ayudan a evitar las molestias que suelen ser muy comunes en las mascotas. Pueden ser diferentes las causas y los síntomas pueden presentarse como simples dolores hasta problemas severos para tu perro.