Temporada de invierno: cómo cuidar a un perro y a un gato del frío

cuidados de un gato y perro con frio

Con la llegada de la temporada invernal es importante proteger a tu mascota de los efectos de las bajas temperaturas, ya que podrían poner en riesgo la salud de tu querido amigo.

Por ello te compartimos los mejores cuidados que puedes darle a tu mascota durante la temporada de frío.

 

¿Cómo cuidar a tu mascota en invierno?

 

  • Consérvala bien abrigada. Mantenla dentro de casa el mayor tiempo posible. La manera más fácil para que tu mascota conserve una buena temperatura corporal es que se encuentre en interiores; si la temperatura es muy baja o tu mascota no tiene tanto pelo, también puedes considerar el uso de ropa, o si no está acostumbrado o dispuesto a usarla, también puedes usar una manta para mantenerlo caliente durante el día y la noche.

 

  • Cuida su alimentación. Para contrarrestar las bajas temperaturas, los humanos solemos consumir alimentos o bebidas calientes; en el caso de una mascota con frío esto no es necesario, a menos que el veterinario indique lo contrario. Por otra parte, si tu perro o gato es muy activo podría requerir de un extra de alimento durante la temporada, siempre y cuando el especialista lo indique. Es recomendable mantener su alimentación lo más habitual posible, así seguirá recibiendo sus nutrientes y proteínas para defenderlo ante los cambios climáticos a los que nos presentemos.

 

  • Atención en su aseo. La recomendación con los perros es bañarlos una vez al mes, si se hace en casa procura que el baño sea con agua tibia y en un lugar cerrado, además de cepillarlos dependiendo de su tipo de pelaje. Con los gatos, también es importante (y posible) bañarlos y cepillarlos para evitar que su pelaje se enrede y caiga. Aprende más sobre una adecuada higiene para tu mascota con nuestra nota Tips para saber cómo bañar a un gato y a un perro desde casa. Algo muy importante es no sacarlos al frío después de asearlos, el cambio de temperatura puede afectar su salud.

 

cuidados de un gato y perro con frio

 

  • El ejercicio es bueno en cualquier época del año. Realizar actividad física durante la temporada de frío le permite a tu mascota entrar en calor y mantenerse en buen estado de salud. A los perros les ayudará realizar paseos más cortos o jugar con ellos en algún parque sin demasiada humedad; con los gatos, tener un gimnasio en casa los mantendrá seguros y en forma. Recuerda abrigar a tu mascota de la mejor forma posible antes de salir de casa, ambos tienen que prevenir y abrigarse bien. Las actividades en interiores también ayudarán a que ambos se mantengan con una temperatura corporal adecuada, procura jugar con él y que estén en constante movimiento si no tienen la oportunidad de salir. 

 

  • Estimulaciones. Si tu peludo amigo ya es mayor, en las temporadas de frío son más propensos a sentir dolor en sus huesos o articulaciones, ya que su capacidad para soportar el frío va disminuyendo. Si este es el caso, procura estimular a tu mascota a caminar en casa, estirando sus piernas o inclusive masajeándolo. Estar al pendiente de ellos será un punto clave para cuidar de él y de su salud. Además, las mascotas mayores de siete años llegan a tener dolores debido a que se pueden agudizar padecimientos como la artritis o, bien, pueden adquirir enfermedades virales como la gripe o problemas respiratorios como una tos.

 

  • Atención especial para cachorros y gatitos. El sistema inmune de los recién nacidos termina de robustecerse hasta que son adultos, por lo que durante los primeros días necesitarán estar cerca de su madre para que los mantenga en una temperatura adecuada, ya que no podrán regular su temperatura corporal hasta pasados algunos meses.

 

Con la ayuda y seguimiento de estos consejos, ahora será mucho más fácil sobrellevar y manejar las temperaturas de la temporada invernal con el objetivo de que tu mascota no se vea afectada. El cuidado es la mejor prevención para que tu perro se mantenga en las mejores condiciones posibles viviendo saludable y feliz.