¿Cómo mantener una mejor higiene en mi mascota?

Mantener una mejor higiene de mi mascota

Sabemos que la higiene de tu mascota es tan primordial como la tuya, es una necesidad que debes tener para conservar su salud y sobre todo prevenir enfermedades.

Se pueden presentar algunas circunstancias donde la higiene se vuelve un aspecto muy importante y una actividad mucho más meticulosa, como cambios climáticos o alguna contingencia ambiental. Por lo que es muy importante que consideres los siguientes consejos para mantener su salud e higiene en el mejor estado posible, tanto para ti como para tu mascota.

Limpieza e higiene de tu mascota

En el caso de que tu mascota necesite de una limpieza mayor y no dispongas de un servicio a tu alcance, la mejor recomendación que podemos darte es que optes por la decisión de bañar a tu mascota por tu propia cuenta, en casa. Es muy sencillo y fácil de hacer. Esto ayudará a que tu mascota tenga una mejor higiene con el propósito de conservar su salud y bienestar. 

Otros hábitos higiénicos para tu mascota además del baño

Además de limpiar la piel y pelaje de tu perro o gato, para higienizar a tu mascota de forma más completa, te recomendamos adoptar mayores hábitos de limpieza como:

  • Cepillado de pelo constante y frecuente.
  • Limpieza bucal y dental.
  • Limpieza de oídos.
  • Limpieza de ojos.
  • Corte de uñas.
  • Corte pelo.
  • Prevención de pulgas y garrapatas.
  • Desparasitación interna de forma periódica.

Algunas de estas acciones pueden ser simples para ti, pero hay algunas como la limpieza de oídos, corte de uñas, corte de pelo o desparasitación, para lo cual probablemente necesites apoyo de un experto. Para cualquier caso, siempre consulta con el veterinario antes de hacerlo sin tener el conocimiento, experiencia o productos adecuados para ello.

Sanitización y desinfección de tu mascota

No olvides desinfectar cada uno de sus artículos personales, esto incluye su cama y sus juguetes, además de los espacios donde tu mascota acostumbra a estar (sillón, alfombra, etc.). Puedes comenzar poco a poco, por pasos y de manera periódica. Lava cada uno de sus artículos de la misma forma que lo harías normalmente, es decir con agua y con jabón. Sin embargo, existen aerosoles de sanitización que puedes agregar como un extra.

Recuerda que los artículos de alimentación que utiliza tu mascota como sus platos o tazones, no podrás limpiarlos con este tipo de aerosoles, debido a los químicos que contienen. Basta con limpiarlos entre cada comida para cuidar la higiene de tu mascota.

La higiene de tu mascota continúa contigo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ son una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) indican que para disminuir la posibilidad de contraer una enfermedad zoonótica (una enfermedad transmitida entre animales y humanos), es esencial lavarse las manos con agua y jabón después de acariciar, alimentar, manipular o tener cualquier otro contacto con animales, sus habitaciones, sus pertenencias o sus desechos.

Estas son algunas de las recomendaciones que podemos darte para que tomes tus precauciones y actúes por la higiene de tu mascota para su propio bien y la de todos en casa. Al tener las debidas precauciones, podrán realizar sus actividades con tranquilidad. No olvides cuidarte y sobre todo seguir las recomendaciones que hacen las instituciones, es la mejor manera para sobrellevar una situación de contingencia y cuidar de todos.

En Purina® creemos que cuando las mascotas y las personas se unen la vida es mejor, más aún en situaciones inesperadas y poco ordinarias donde estar en compañía de tus seres queridos, incluyendo a tu mascota, resulta de suma importancia. 

¿Quieres saber más sobre higiene y cuidados para tu mascota? Te recomendamos:

Como bañar a un gato y a un perro desde casa
Te compartimos algunas recomendaciones para bañar a tu perro o gato de forma adecuada desde casa.
Ansiedad en perros: ¿cómo anticiparse a la nueva normalidad? - Purina
La ansiedad por separación en perros puede evitarse por medio de asociaciones positivas y un proceso de adaptación. Te damos algunos consejos para superarla.