¿Cómo cuidar a un perro senior?

como cuidar a un perro senior

Sabemos que quieres que tu perro senior (mayor de 7 años) se mantenga sano y feliz. Para apoyarte, te damos información relevante sobre sus cuidados. 

Vida doméstica de un perro senior 

COMODIDADES EN EL HOGAR 

Tu perro estará más cómodo en una gran cama blanda en la que se acueste a descansar, especialmente si tiene dolor articular. Colócala en un lugar cálido y tranquilo, lejos de las corrientes de aire. Asegúrate que tenga siempre cerca agua limpia y fresca, para que no tenga que buscarla o subir y bajar escaleras innecesariamente. 

Al salir con él a pasear, notarás que tu perro senior ya no es tan ágil como antes. La artritis de sus articulaciones puede impedirle subir y bajar escaleras, de ser así, es mejor que lo cargues si es pequeño o coloques una rampa si es grande.  

ACTIVIDAD Y EJERCICIO 

Es muy importante que evites la obesidad en tu perro senior, ya que el aumento de peso puede ocasionarle problemas de salud. Además de controlar su dieta, aprovecha los momentos que pasan juntos para que se ejercite. Tu veterinario te puede ayudar con una dieta y un plan de ejercicio adecuados para tu amigo senior, que contemple problemas como la osteoartritis. No te angusties si se enferma, su vejez puede ser tan satisfactoria como sus años mozos. 

HÁBITOS DIARIOS 

A medida que tu perro se hace mayor, te agradecerá una rutina diaria y constante. Ésta es importante para su bienestar físico, mental y emocional, además de tu cariño continuo. 

FALLAS EN SUS SENTIDOS 

¿Notas que al llamar a tu peludo por su nombre no responde? ¿Parece que no te escucha? Si sospechas que el oído de tu perro senior ya no es tan agudo como antes, evita los ruidos fuertes repentinos mientras duerme, pues se puede asustar y estresar. Si su vista ya no es la misma, asegúrate de que todos los miembros de la familia sepan que deben acercarse a él de un modo lento y calmado para evitarle sustos. No se trata de sobreprotegerlo, pero sí de darle calidad de vida. 

APOYO EMOCIONAL 

Humanos y perros nos hacemos mayores; sé amable y paciente con tu perro senior mientras se acostumbra a sus cambios físicos y mentales. Como propietario amante de tu perro, proporciónale los mismos cuidados y atenciones de siempre: verás que es igual de gratificante que cuando era un perro joven. Estamos contigo y con tu amigo de cuatro patas en todas las etapas de su vida. Con una excelente atención veterinaria y unos cuantos cambios en su rutina diaria, puedes mejorar la calidad de vida de tu perro senior durante los próximos años. ¡Lo merece! 

Visitas al veterinario

VISITAS AL VETERINARIO

Al paso de los años tu perro senior puede desarrollar ciertos problemas de salud, algunos de ellos serán parte de un proceso natural de “desgaste” y otros se pueden tratar fácilmente. Los chequeos periódicos del veterinario y tus cuidados son la mejor forma de mantenerlo en buen estado de salud durante esta etapa de su vida. 

Cuida estos síntomas de envejecimiento 

Al igual que tú, queremos que tu mascota se mantenga lo más sana y feliz en sus años de vejez. Estos son algunos síntomas del paso del tiempo en tu amigo peludo: 

  • Piel, pelaje y uñas 

Para mantenerlos sanos, aséalo al menos una vez a la semana, especialmente si es un senior de pelo largo. Báñalo con regularidad, con agua caliente y en un ambiente cálido para que sus articulaciones no lo resientan.  

Cuida sus uñas, ya que ahora tiene menos actividad. Si sospechas que está incómodo o notas que la uña ha crecido dentro de la almohadilla de la pata, llévalo al veterinario. Así le evitarás molestias. 

  • Revisiones dentales 

Los perros senior son propensos a la enfermedad periodontal y a la acumulación de placa, llévalo al veterinario para que le haga revisiones dentales periódicas, además de sus controles de salud habituales.  

Si tu mascota senior presenta síntomas de enfermedad como vómitos, diarrea, pérdida de apetito, aumento o pérdida de peso, o renuencia al ejercicio, consulta a tu veterinario. Con tus cuidados y grandes dosis de cariño, estos años de vida serán gratificantes y de calidad. 

Si tu perro viejo presenta síntomas de enfermedad como vómitos, diarrea, pérdida de apetito, aumento o pérdida de peso, o renuencia al ejercicio, consulta a tu veterinario. Con tus cuidados y grandes dosis de cariño, estos años de vida serán gratificantes y de calidad.