5 formas para reducir el impacto ambiental de las mascotas

5 formas para reducir el impacto ambiental de las mascotas

En la actualidad tenemos una mayor conciencia sobre el impacto que generamos al medio ambiente, pues nos dimos cuenta de que, por más pequeñas e inofensivas que parezcan, cada una de nuestras actividades del día a día pueden perjudicar a nuestro entorno.

De este modo, muchas personas han tomado diversas acciones a favor de la naturaleza cambiando sus hábitos de consumo y esto se extiende a quienes estén a su alrededor, incluyendo a las mascotas; pues cuidarlas y respetarlas, también incluye la protección del medio ambiente.

Simplemente al ser más conscientes con las pequeñas elecciones que hacemos, podemos generar un impacto positivo en la vida silvestre y el medio ambiente en general. A continuación, compartimos algunos consejos para ser un dueño de un perro o gato de una forma más ecológica, ya que hay ciertas acciones que llevamos a cabo junto a nuestras mascotas que pueden estar contribuyendo a contaminar nuestro planeta.

 

Conoce 5 formas para reducir la huella ambiental de tus mascotas

 

1. Recicla los empaques del alimento de tus mascotas

Es fácil pensar en ir al supermercado y utilizar una bolsa de tela en lugar de una bolsa de plástico de un solo uso, o en reutilizar una botella de agua para utilizarla como maceta, pero ¿cómo reciclar un empaque de alimento para mascotas? Afortunadamente hay muchas personas haciendo diferentes esfuerzos por crear productos listos para ser reciclados y algunas otras haciendo la labor de recolección y tratamiento de envases para darles un segundo uso.

En Purina tenemos esto muy presente, ya que el 85% de nuestros envases actuales, están diseñados para ser reciclables y además contamos con una campaña de recolección de empaques para transformarlos en nuevos productos para mascotas. Conoce más aquí.

2. Reutiliza artículos del hogar para crear juguetes para mascotas

Otra forma de reducir el impacto es usar artículos de casa que ya sirvieron para el propósito que fueron creados, pero que aún pueden ser útiles para otra función, como convertirse en un nuevo juguete para tu mascota. Desde juntar cajas, rollos y papeles de cartón para crear una nueva área de juego para tu gato, hasta transformar las prendas que ya no usas en un fuerte lazo para jugar a dar tirones junto a tu perro. Los materiales siempre estarán disponibles en tu hogar, solo falta un poco de imaginación, habilidad y las ganas de divertirte junto a tus mejores amigos.

Gato en caja de cartón

3. Utiliza productos que sean amables con el medio ambiente

Al igual que un jabón biodegradable para humanos, también es importante considerar que los productos que utilicemos para el cuidado e higiene de nuestras mascotas sean potencialmente benéficos para el medio ambiente. Por ello hay que revisar a detalle los componentes de todo lo que adquirimos y conocer los efectos que pudieran causar al entorno.

4. Prevenir la contaminación por desechos de mascotas

Las heces de perros y gatos pueden generar más daño del que imaginamos. En el caso de los perros, si se dejan expuestas a la intemperie, pueden generar bacterias que perjudican no solo a otros perros, también a los humanos, además, si las lluvias acarrean estos desechos hasta los ríos, lagos y mares, estos pueden incrementar su nivel de contaminación. Con los gatos hay que preferir utilizar arena que sea amigable con el medio ambiente y evitar tirar los desechos por el inodoro.

Para ambos casos, existen opciones de compostaje o fosas sépticas para tener en casa, incluso se pueden encontrar en algunos parques públicos, pero hay que tener los productos y el conocimiento necesarios para realizar esta actividad de forma adecuada y no obtener resultados contraproducentes.

5. ¡Adopta, no compres!

Por último y tal vez de lo más importante, si piensas en tener una nueva mascota y eres una persona que se preocupa por el medio ambiente, lo mejor que puedes hacer es hacerlo por la vía de la adopción. Esto ayuda a reducir la sobrepoblación de animales en situación de calle que, debido a su condición, generan un mayor impacto al medio ambiente. Entonces, al brindarle una familia a un perro o gato que no la tiene, estarás otorgando una nueva oportunidad de compartir su felicidad ahora a tu lado y dentro entorno con acciones y cuidados a favor del equilibrio con la naturaleza. Si quieres dar el siguiente paso, te invitamos a conocer nuestro programa de fomento a la adopción y apoyo a refugios para mascotas haciendo clic en este enlace de Purina Adopta.

 

Tener una mascota es una gran responsabilidad, pero cuidar del planeta también lo es, así que, como dueño de un perro o gato, ahora sabes que puedes tomar mayores acciones para cuidar de nuestro medio ambiente y todos podamos disfrutar de un espacio más sano y agradable por más tiempo.