¿Qué hago si tengo un gato agresivo?
¿Que hago si mi gato es muy agresivo?

Hay muchas razones por las que tu gato puede volverse agresivo, la más habitual es que esté sintiendo dolor. Los gatos suelen esconderlo muy bien, pero si detectas alguna reacción de molestia, es muy importante que lo lleves al veterinario para que lo revise.

 

¿Por qué puede convertirse en un gato agresivo?

Otras formas de agresividad pueden ser los arañazos y mordidas o que te enseñe los dientes o las garras. Aunque a la mayoría de los gatos les gustan las caricias y los mimos, no toleran que limites sus movimientos. Por ejemplo, si tu minino se sube a tus piernas mientras estás sentado tranquilamente, es porque sabe que ahí estará cómodo, en esta situación, quizás le gusten unas cuantas caricias, pero muchos propietarios se han encontrado que después de un rato de hacerlo su gato se enoja y los muerde o araña, para salir corriendo. Esto se debe a que consideran el abrazo una forma de limitación de sus movimientos. Si observas a tu gato, siempre hay señales de advertencia antes de llegar a este punto de agresión.

 

Señales que indican molestias en los gatos:

  • Verás que casi siempre mueve el extremo de su cola. Este movimiento se irá acentuando a medida que la irritación sea mayor, hasta el punto en que su cuerpo empezará a tensarse.
  • Pone las orejas hacia atrás o las aplana contra su cabeza.
  • Sus ojos están muy abiertos y tienen las pupilas dilatadas.

Si observas alguna de estas señales detén todo contacto de inmediato.

 

¿Qué hago si tengo un gato agresivo?

 

¿Cómo evitar la conducta de un gato agresivo?

  • Nunca limites los movimientos de tu gato si muestra alguna señal de que no está a gusto.
  • Al jugar con él nunca uses los dedos de tus manos, ni los pies para provocar un ataque, incluso si juegas con gatitos, ya que le estarás enseñando que tus dedos son objetos de presa.
  • Nunca golpees, ni le grites a tu gato, aunque te haya mordido o arañado. Lo único que provocarás es una reacción de miedo que podría agravar la situación.
  • Premia siempre el buen comportamiento e ignora el comportamiento que no desees que se repita.

 

Como lo notarás, es muy probable que un gato agresivo reaccione así por el lugar en donde esté y la forma en que se le trate. Por eso, busca que tu felino se encuentre siempre en un ambiente agradable para él.