Conoce por qué no es buena idea usar un disfraz para tu gato

Por qué no deberías disfrazar a tu gato

Puede ser que quieras vestir de forma peculiar a tu gato para que se vea lindo, ya sea por temporada de Halloween, Navidad, cumpleaños o vestirlo de gala para una fecha especial. Aunque antes de hacerlo, lo primero que debes hacer es tomar una pausa y preguntarte: “¿a mi gato le gustaría disfrazarse?” Piensa en su personalidad, gustos y en cómo reacciona ante las nuevas cosas que le ofreces. Entonces, ¿qué tan viable crees que sea?

Tal vez hayas visto algunos gatitos disfrazados en internet y sí, se ven muy bien, incluso graciosos, pero ése es el punto: disfrazar a tu gato es para diversión tuya, pero no de él. A diferencia de los perros, que por lo regular aceptan mejor el usar ropa, los gatos suelen ser más sensibles. Por lo mismo, hay una menor cantidad de gatos que se llegan a ver disfrazados.

Disfrazar a un gato no representa ningún beneficio para tu mascota, de hecho, puede ser todo lo contrario y hay posibilidad de que termines por perjudicarlo.


Tal vez te pueda interesar el siguiente tema: La llegada del gatito a casa

¿Por qué un disfraz puede ser nocivo para los gatos?

  • Obstrucción de la movilidad: cualquier situación o accesorio que interfiera con el libre movimiento de un gato es motivo para que éste se sienta estresado. Por lo que un disfraz puede resultar incómodo y frustrante, porque difícilmente tu gato podrá quitárselo por sí solo.
  • Objetos inseguros: un disfraz por lo regular está fabricado con telas sintéticas y suele tener accesorios pequeños. La mayoría de los gatos intentarán quitarse el atuendo, muchas veces mordiéndolo, y estos materiales podrían afectar su salud.
  • Cambio de olor: colocar ropa nueva sobre tu gato puede impregnarle un aroma distinto al suyo. Los gatos se guían mucho por los olores y esto puede causarle estrés al pasar mucho tiempo bañándose en exceso para “quitarse” ese olor y recuperar el propio. Incluso un gato familiarizado con el tuyo, podría desconocerlo y reaccionar agresivamente ante él.
  • Confianza contigo: si prácticamente estás obligando a tu gato a ponerse algo que no quiere, la confianza que te tiene puede verse afectada y costará algunos días volver a recuperarla. Así que disfrazarlo “sólo para la foto” será suficiente para afectar su relación.
Disfrazar a un gato

Los gatos siguen siendo ciertamente salvajes, aunque estén en nuestro hogar. Así que ellos seguirán huyendo en cuanto se sientan amenazados. Cubrir con un disfraz sus ojos u orejas, podría ser lo que más los incomode al no sentir la capacidad de vigilar su entorno como buenos cazadores que son.

Un gato cómodo y feliz será un compañero que se encargará de hacerte saber esta felicidad, te compartimos esta guía para que sepas cómo demuestran amor los gatos y entiendas lo que tu amigo felino te quiere comunicar con algunas de sus acciones.

Forzar a tu gato a que haga cosas que no quiere, podrá afectar su bienestar emocional y por consecuencia tener cambios de conducta no deseados, por lo que te recomendamos leer la siguiente nota: "¿Cómo evitar que los gatos rasguñen los muebles?"

En Purina creemos que cuando las mascotas y las personas se unen la vida es mejor, siempre y cuando exista un cariño igualmente proporcional al respeto por la personalidad de una mascota.

Quizás te interese leer más sobre: La castración del gato: la operación