¿Cómo educar a un gato?

gato entrenado

A diferencia de lo que ocurre con los perros, ciertamente es muy difícil aprender a cómo adiestrar a un gato, teniendo en cuenta que el carácter de algunos gatos no siempre lo permite. Aún así, con paciencia y constancia, sí que puedes conseguir educar a tu gato con ciertas normas útiles. Cuanto antes empieces, mayores serán tus posibilidades de éxito, recuerda que cada gato es único y tiene reacciones diferentes.
 

Tu gatito puede aprender a reconocer su nombre y acudir cuando lo llamas, sobre todo si lo asocia a experiencias agradables como comer, jugar o recibir caricias.

​¿CÓMO EDUCAR A LOS GATOS?

​No te apresures a querer que aprenda más de una cosa a la vez, necesitarás tener paciencia para que tu gato aprenda una acción y cuando la tenga dominada podrás enseñarle más. Recompénsalo cada vez que realice correctamente una nueva actividad, esto sirve tanto en los gatos como en los perros, los premios y mimos ayudarán a que aprenda más rápido.

Premialo solamente de vez en cuando, tampoco es bueno hacerlo diario, ya que ellos también necesitan de una dieta equilibrada en nutrientes. Al recompensarlo acude a su alimento favorito o un snack que él apreciará como una golosina saludable. En esta línea, te recomendamos los snacks Purina Felix, que contienen proteínas, vitaminas y ácidos grasos Omega 6.

También es importante reforzar la orden que desees que realice tu gatito indicándosela verbalmente. Pronuncia siempre su nombre antes de pedirle la acción. Cuando responda correctamente y lo hayas recompensado, puedes volver a practicar. Si no responde a tu orden, podría ser porque estás yendo demasiado rápido y tu gatito no acaba de entender la secuencia. En ese caso, vuelve al inicio, sin estresarlo o presionarlo, hasta que consigas la reacción que deseas. Los felinos son extremadamente astutos.

 

¿Cómo educar a un gato?

 

Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a aprender a educar a un gato:

- Educa a tu gato en momentos previos a las comidas. La recompensa alimentaria incrementa su nivel de atención, aunque no se trata de privar a tu gatito de su alimento para motivarlo a trabajar. También podría interesarte visitar nuestro artículo “¿Cuándo y cómo cambiar el alimento a un gato?”.

- Cuando intentes enseñarle alguna norma, elimina todo tipo de distracciones (televisión, música, etc.), ya que cualquier ruido hará que la sesión de aprendizaje sea prácticamente imposible de llevar a cabo.

- Las sesiones deben ser breves para evitar que tu gatito se canse o se enfade. Un cuarto de hora es una fracción de tiempo ideal para poder mantener su interés.

- A los gatos, por instinto, les gusta rascar, escalar y cazar. Acostumbran a subirse a la mesa porque pueden observarlo todo desde cierta altura. Si ves que esta actitud está unida a intentar arañar muebles, cortinas u otros, formula un “no” consistente y llévalo a su rascador.

- No te enfrentes a él ni intentes castigarlo. Los gatos tienen un gran sentimiento de dignidad y es fácil herirlos. Cualquier agravio humano les ocasiona dolor y puede causarles trastornos psicológicos que afectarían mucho tu relación con él.

 

RECUERDA, PARA SABER CÓMO EDUCAR A UN GATO...

- Edúcalo en momentos previos a la comida.
- Elimina todo tipo de distracciones.
- Hazlo en sesiones breves para evitar que se canse.
- No te enfrentes a él ni intentes castigarlo.
- Y lo más importante para educar a un gato es hacerlo con total paciencia y amor.

Tener una mascota representa muchos retos, como educar a los gatos, ya que no es una tarea sencilla y requerirá de mucha paciencia. Te damos algunos consejos para no fracasar en el intento.