Purina® Dog Chow® Abrazzos

Abrazzos Mix del Campo

Descripción del producto
  • Todos los perros son únicos y diferentes, es por eso que PURINA® DOG CHOW® Digestión Sana = Vida Sana ofrece una familia de productos 100% completos y balanceados, que favorecen la capacidad de obtener y asimilar todos los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos nutricionales de cada perro, independientemente del estilo de vida, fisiológico o ambiental en el que se encuentren.

 

Ingredientes y Nutrición

Harina de trigo, maíz amarillo, glicerina, azúcar, harina de gluten de maíz, agua, harina de pollo, grasa de res reservada con tocoferoles mesclados (fuente de vitamina E), trigo, carne de res, almidón de trigo, sal, ácido fosfórico, ácido sórbico (como conservador), colorantes (caramelo, dióxido de titanio, amarillo 6, rojo 40, amarillo 5, azul 1), sabor natural y artificial a mantequilla de cacahuate, manzana deshidratada, zanahoria deshidratada, queso en polvo, chícharo deshidratado, sabor natural y artificial a vainilla, propionato de calcio (como conservador).

Guaranteed Analysis
Proteína Cruda (mín.): 13,0%
Grasa Cruda (mín) 6,0%
Fibra Cruda (máx.): 3,0%
Humedad (máx.): 20,0%
Cenizas (máx.): 5,0%
Calcio (mín) 0,04%
Fósforo (mín) 0,15%
Guía de Alimentación

Muy delgado

Las costillas, las vértebras lumbares y los huesos pélvicos son fácilmente visibles. No se palpa grasa. Aumenta su ración diaria de alimento. Después de 2 o 3 semanas vuelve a revisarlo. Mantén esta ración hasta que tu perro muestre una condición corporal ideal.

Ideal

Las costillas se palpan con facilidad y presentan una capa mínima de grasa recubriéndolas. La cintura se aprecia fácilmente desde una vista dorsal. El abdomen se encuentra firme y contraído. Mantén el régimen actual de alimentación.

 

Muy pesado

Las costillas se palpan con dificultad y presentan una gruesa capa de grasa. Se notan depósitos de grasa en el área lumbar y la base de la cola. Cintura ausente o apenas visible. Puede haber presencia de un abdomen firme y contraído. Reduce la ración diaria de su alimento. Después de 2 o 3 semanas vuelve a revisarlo. Mantén esta ración hasta que tu perro muestre una condición corporal ideal.