Mantén el pelaje de tu perro libre de nudos y limpio

pelo

El cepillado

Determina la frecuencia con la que debes cepillar a tu mejor amigo:

Perros con pelaje corto: 2 a 3 veces por semana

Perros con pelaje largo: Todos los días de 2 a 3 minutos para evitar los enredos.

Define una rutina fija con tu mejor amigo y síguela en cada sesión, así ningún punto se te olvidará.

Corte de pelo

Pon a tu perro sobre una mesa, coloca un protector de goma sobre la superficie de ésta para evitar que se resbale. Una tijera-peine es más adecuada para perros de pelaje largo, un peine tipo rastrillo es la herramienta ideal para remover los pelos muertos sobre la piel.

Debido a los diversos tipos de piel entre todas las razas de perros existe una gran variedad de peines y cepillos, pide a tu veterinario o peluquero de tu perro que te recomienden la mejor opción para poner guapo a tu mejor amigo.

Desenreda cuidadosamente su pelo

Con un peine, saca los nudos poco a poco, comenzando por las puntas. Elimina los enredos antes de bañar a tu perro para que su limpieza no sea perjudicada y no se vuelva más difícil quitar los nudos después. Los perros sueltan pelo, esto es normal y saludable. Sigue estos sencillos pasos para estimular una caída saludable:

  1. Usa una secadora de pelo En función "frío", siempre y cuando no se asuste, para ayudar a que se caiga el pelo de tu perro.

  2. ¿No te es posible bañarlo? Rocía a tu perro con bicarbonato de sodio. Usa tus dedos para hacer que el bicarbonato actúe en su piel y dale una buena cepillada. El bicarbonato de sodio absorbe naturalmente el olor.

  3. Peina a tu mejor amigo Con movimientos rectos, principalmente si tiene pelaje largo. Peinarlo a "contra pelo" puede irritar su piel.

Alimenta a tu perro con Beneful® Salud radiante con salmón para mantener su pelaje espléndido

 

beneful img