Todo sobre la esterilización de perros

Purina® Todo sobre la esterilización de perros
Si estás pensando en esterilizar a tu perro, es posible que tengas ciertas dudas. En Purina encontrarás asesoramiento experto sobre esterilización de perros.

Sigue aprendiendo más sobre tu mascota con el siguiente artículo: ¿Por qué estornudan los perros?

 

¿Qué significa esterilizar?

 

 

La esterilización de un perro es una operación de rutina en  la que se extraen los órganos reproductores de tu perro. En el caso de los machos se realiza la extirpación de los testículos, mientras que en el de las hembras, además de los ovarios, se puede extraer también el útero.

La esterilización de los machos recibe también el nombre de castración. Suele ser una operación sin ninguna complicación, aunque puede resultar un poco más invasiva si los testículos del perro no han bajado. Si los testículos de tu perro no han bajado entre los 6 y los 12 meses de edad, la esterilización se puede practicar mediante una cirugía abdominal, similar al procedimiento utilizado para las hembras.

La cirugía de las hembras es más invasiva que la de los machos y se realiza a través de una incisión longitudinal en su abdomen. Este procedimiento rutinario puede evitar problemas de salud a tu perro y muchos dolores de cabeza para ti.

Si estás pensando en esterilizar a tu perro, habla con tu veterinario lo antes posible para que responda todas tus dudas.

¿La esterilización le hará daño a mi perro?

 

 

La operación para esterilizar a tu perro es rutinaria y se hace con anestesia general.

Puedes pedir que esterilicen a tu perra mediante cirugía laparoscópica. Es menos invasiva y consiste únicamente en la extracción de los ovarios, lo que reduce el dolor y el tiempo de recuperación después de la cirugía.

Después de la operación, el veterinario le inyectará a tu perro un analgésico para el dolor y en casa le darás también antiiflamatorios.

Como la operación suele ser menos invasiva en los machos, sólo necesitan medicina para un día después de la cirugía. Las hembras requieren medicinas para aproximadamente tres días posteriores a la operación, para lograr una rápida recuperación con el menor dolor posible.

¿Por qué debería esterilizar a mi perro?

 

 

Existen varias ventajas y beneficios para tu perro. Por ejemplo, disminuye el riesgo de enfermedad y también mejora el comportamiento, aunque los beneficios de este procedimiento varían dependiendo del género.

 

Las ventajas de esterilizar a una perra

Disminuye la posibilidad de que desarrolle cáncer de mama.

Previene el cáncer cérvico uterino y el cáncer de ovario, así como el riesgo de otras infecciones uterinas.

Elimina el riesgo de embarazos no deseados.

 

Las ventajas de esterilizar a un perro

Evita tumores testiculares y reduce el riesgo de cáncer de próstata y otras infecciones.

Disminuye la posibilidad de que aparezcan tumores y hernias alrededor de las nalgas, que son habituales en perros de avanzada edad sin esterilizar.

Puede reducir los impulsos agresivos naturales, lo que disminuye la probabilidad de que tu mascota se haga daño peleando.

Evita que tu perro vagabundee lejos de casa en busca de pareja.

Puede mejorar comportamientos indeseables, como que marque su territorio o que intente montar a objetos o personas.

¿Cuándo debería esterilizar a mi perro?

 

 

Tu perro o perra debería alcanzar su madurez sexual alrededor de los 6 o 7 meses de edad, pero esto puede variar en función de su raza. Para evitar gestaciones imprevistas de tu mascota, lo mejor es que la esterilices antes alcanzar esa edad.

Algunos veterinarios prefieren esperar a que los perros pasen su primer celo antes de esterilizarlos. Esto puede resultar complicado porque sólo los pueden esterilizar 3 meses después de que su celo haya finalizado y durante ese tiempo deben vigilarlos.

Los beneficios de la esterilización canina para la salud se reducen a medida que aumenta la edad del perro, por lo que se recomienda proceder a la esterilización lo antes posible.

¿Qué tengo que hacer para esterilizar a mi perro?

 

Para esterilizar a tu perro haz una cita con el veterinario, quien te pedirá que no lo alimentes la noche anterior a la cirugía. Mantén disponible el agua de forma normal, pero retírala la mañana de su operación para evitar que beba antes de la intervención.

Normalmente, tendrás que dejar a tu perro en la consulta del veterinario por la mañana y recogerlo más tarde.

¿Qué pasa si no puedo cubrir el costo de la esterilización?

 

 

Si quieres esterilizar a tu perro y no puedes permitirte ese gasto, te recomendamos aprovechar las campañas que hay o bien asesorarte con sociedades protectoras de animales y clínicas veterinarias que pueden ofrecerte diversas opciones para llevar a cabo la operación a tu mascota.

¿Qué cuidados postoperatorios necesitará mi perro después de la esterilización?

 

 

Tu perro estará algo somnoliento después de la operación, pero recuperará su energía y vitalidad normales muy pronto. Como la operación varía según el género, el proceso de recuperación será diferente también. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a tu amigo a curarse lo antes posible.

Perros machos

1.- Quédate cerca de él en su primera noche después de la operación, por si acaso.

2.- Tu mascota puede lloriquear o quejarse al salir de la anestesia. No te preocupes, seguramente sea porque está desorientado. Si los quejidos no cesan, ponte en contacto con el veterinario.

3.- Algunas veces, los perros pueden experimentar molestias digestivas como reacción a la anestesia. Ayúdale a evitarlas suministrándole una dieta blanda durante las primeras comidas después de la operación.

4.- Dale los medicamentos que recetó el veterinario como: analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.

5.- El veterinario programará revisiones a los 3 y 10 días después de la operación de tu mascota para controlar su recuperación.

6.- Tu perro podrá salir a la calle al día siguiente de la operación, pero paséalo con una correa hasta que el veterinario lo dé de alta.

7.- Para impedir que se lama o rasque la herida, tendrá que llevar un collar isabelino hasta 10 días después de la operación. En caso de que le moleste mucho, ponle una camiseta.

Hembras

1.- Quédate cerca de ella la primera noche después de su operación.

2.- El anestésico puede hacerla sentir un poco desorientada, por lo que quizá se queje o llore. No te preocupes, pero si los quejidos persisten, llama al veterinario.

3.- Dale a tu perra una dieta blanda durante sus primeras comidas después de la operación, ya que su estómago puede estar un poco sensible.

4.- El veterinario recetará medicamentos para ayudar a tu perra a recuperarse. Ésta puede incluir analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.

5.- También te dará cita para 3 y 10 días después de la operación, con el fin de comprobar que se está recuperando bien.

6.- A no ser que hayas optado por una cirugía laparoscópica, la esterilización de una perra exige una incisión bastante grande. Revisa la herida con regularidad para asegurarte de que está cicatrizando y ponte en contacto con el veterinario si observas que empeora de algún modo.

7.- Para impedir que la perra lama, muerda o rasque los puntos de sutura, deberá llevar puesto un collar isabelino. Si el collar le resulta demasiado molesto, intenta ponerle una camiseta vieja.

8.- Para proteger los puntos y darles tiempo a cicatrizar, evita que tu mascota salte y sácala a pasear con una correa hasta que el veterinario la dé el alta.

9.- Si se utilizan puntos no absorbibles, tu veterinario te dará cita para retirarlos. Esto suele hacerse a los 7-10 días de la operación.

¿Qué cambios puedo esperar después de la esterilización del perro?

 

 

A veces, se asocia la esterilización con un aumento de peso, pero la operación no es directamente responsable del aumento de peso del perro. Sin embargo, el cambio hormonal resultante de la esterilización puede favorecer la pérdida de interés por vagabundear en busca de pareja. Al moverse menos, es posible que tu perro aumente algunos kilos.

Puedes ayudarle a mantenerse en forma con ejercicio regular y reduciendo su ingesta de calorías con porciones más pequeñas. También puedes cambiar a una alimentación baja en calorías. Una de nuestras fórmulas más ligeras puede serte útil.

¿Qué debo considerar si decido no esterilizar a mi perro?

 

 

El hecho de no esterilizar a un perro tiene varios inconvenientes, que pueden variar en función del género. Debes meditar bien estas cuestiones antes de decidir no esterilizar a tu perro.

 

Desventajas de no esterilizar a un perro

1.- Es más probable que vagabundee lejos de casa en busca de pareja.

2.- Puede mostrarse agresivo y es probable que se pelee con otros perros.

3.- Puede mostrar comportamientos más dominantes, como falsas montas o marcar su territorio con orina.

 

Desventajas de no esterilizar a una perra

1.- Entrará en celo cada ocho meses, y cada celo puede tener una duración de hasta tres semanas. Durante este tiempo tendrás que estar atento a todos los perros enamorados de tu zona.

2.- Durante el celo, la perra menstrúa y secreta un olor desagradable.

3.- Puede quedar embarazada y cuidar de una camada de cachorritos implica tiempo, dinero y esfuerzo.

¿Y si creo que mi perra ya está embarazada?

 

 

Con frecuencia, las perras no muestran signos físicos obvios hasta que su embarazo ya está avanzado. Puedes encontrar más información en el artículo Cómo es el embarazo de una perra.

Si crees que tu perra está embarazada, llévala a la consulta del veterinario para confirmarlo o descartarlo. Aún puede ser posible esterilizarla durante el embarazo, lo que pondrá término a la gestación actual e impedirá que se produzcan otras en el futuro.

Tu veterinario te proporcionará más información para ayudarte a tomar una decisión sobre la esterilización de tu perra durante la gestación. La esterilización es una decisión que sólo tú puedes tomar, en función de lo que sea mejor para ti y para tu perro. Si te surgen más preguntas sobre la esterilización de tu perro, habla con tu veterinario.

Recuerda que la esterilización de perros es un proceso de rutina que trae consigo muchas ventajas para tu mascota, si tienes más dudas te recomendamos platicarlo con tu veterinario.