Entender el comportamiento y el lenguaje de los gatos

entender el comportamiento de los gatos

Si estás intentando entender el comportamiento y lenguaje corporal de tu gato, ¡nuestra guía te explicará todo lo que necesitas saber para hablar el lenguaje de los gatos!

 

Aprende a reconocer el lenguaje de los gatos y sus diferentes comportamientos:

  • En estado relajado

Así es como pasará tu gato la mayoría de sus horas y es una parte fundamental del lenguaje felino: relajado, contento y cómodo en un entorno familiar. Es como si estuviera satisfecho de ver la vida pasar. 

  • En estado de atención

Puede parecer gracioso y esponjoso, pero si tu gato se concentra en un objeto que se mueve, o en algo nuevo a su alrededor, notarás que su lenguaje corporal cambia a medida que intenta decidir cuál es la mejor respuesta a ese estímulo.

  • En estado de felicidad

Un gato feliz es fácil de reconocer: vas a entender su lenguaje corporal fácilmente. Empezando por la cola que la mantienen erguida en lo alto, y si además de feliz se siente seguro y listo para recibir cariños, tu gato se acostará con las patas hacia arriba esperando a que lo acaricies. Además, no olvides la típica petición de cariños donde tu gato se acurruca en ti.

  • En un estado ansioso

Los gatos son muy sensibles, sobre todo a los cambios. Podrás darle una caricia tranquilizadora cuando se acerque en busca de confianza y atención. Los gatos siempre buscarán un lugar seguro, si acude a ti, procura ser paciente, consolador y cariñoso.

  • En estado de miedo

Su lenguaje corporal te indicará que está aterrado, y sólo volverá a la normalidad cuando se sienta seguro. Intenta no moverte bruscamente para ir a tranquilizarlo, ya que podría interpretarlo como otra amenaza.

  • En estado de frustración

Tu gato puede manifestar frustración por un problema concreto inmediato, como no disponer de su juguete favorito, por "caricias excesivas" o alguna presencia que los incomode. Aunque tu gato puede superar relativamente rápido su periodo de frustración corta, resulta difícil interpretar a un gato con frustración a largo plazo. Por lo que si crees que puede estar sufriendo este problema debido a una conducta inusual o negativa durante un largo periodo, es importante que lo consultes con tu veterinario.

  • En estado de enfado

Evita siempre provocar a un gato enfadado: no lo mires fijamente ni le grites, no hagas movimientos bruscos ni intentes tocarlo ni calmarlo, ya que puede interpretarlo como un gesto amenazador y atacarte.

  • En estado de alivio

Cuando un gato enfadado, asustado o frustrado siente que la amenaza ha pasado, éste empieza a sentirse aliviado y de inmediato notarás un cambio en su comportamiento. Para que te des una idea, un gato asustado huye de la situación y se esconde; cuando ya muestra alivio, sale de su guarida para volver a interactuar con su entorno.

 

Los gatos son animales observadores, atentos y expresivos. Es muy fácil identificar la situación en la que se encuentra tu felino. Recuerda que es muy importante tener el conocimiento de cómo reacciona tu gato a los cambios y de sus muestras de felicidad, podrás ayudarlo a mantenerse sano, tanto física como emocionalmente.