¿Qué debe comer mi gato y qué no?

¿qué debe comer mi gato y qué no?
  • Atún

Atún

El atún es uno de los alimentos que fascinan a los gatos, sin embargo esto no quiere decir que esté recibiendo una dieta balanceada ya que falta incorporar muchos otros nutrientes como son la fibra, vitaminas y minerales. Es por ello que Purina ha desarrollado dietas con este sabor que fascina a los gatos y que cuentan con todos esos nutrientes que nuestro gato necesita.

  • Cebollas y ajos

Cebollas y ajos

Algunos alimentos para bebés contienen este ingrediente. En pequeñas cantidades y de manera ocasional no le pasará nada a nuestro gato, sin embargo de manera repetida o en grandes cantidades puede romper los glóbulos rojos y provocar anemias importantes. No probemos, Purina cuenta con una gran variedad de dietas y sabores.

  • Leche y sus derivados

Leche y sus derivados

¿Qué hay de malo en ofrecer un platito de leche a nuestro gato? Mucho. La leche de vaca tiene un azúcar, la lactosa, en una mayor concentración que la leche de gata. La lactasa, que es la enzima que desdobla este azúcar, en el gato no se encuentra en cantidades suficientes, pudiendo provocar diarreas. Lo mismo puede suceder con el queso debido a su mayor cantidad de grasa. Purina ha desarrollado Cat Chow Vida sana, con sabor a queso, de esta manera evitaremos estos trastornos digestivos.

  • Huevo

Café o chocolate

En ambos casos se encuentra una metilxantina que es la cafeína y la teobromina, si por alguna razón nuestro gato es de los golosos que se come todo, puede intoxicarse, presentarse muy nervioso o incluso tener convulsiones. Si pasa esto llévalo de emergencia con el médico veterinario.

  • Café o chocolate

Huevo

Hay quienes piensan que el huevo es un excelente complemento, sin embargo cuando se encuentra crudo contiene una enzima llamada avidina, que tiene la capacidad de destruir la biotina, una vitamina del complejo B, y provocar problemas en la piel de tu gato.

  • Pescado

Pescado

Anterior al surgimiento de los alimento balanceados para gatos, se acostumbraba dar pescado como base de su dieta, también las caricaturas han popularizado el uso del pescado en la dieta, esto puede ser muy peligroso ya que las espinas del pescado pueden ser tragadas y provocar perforación de alguno de los órganos del tracto digestivo. Además, algunas especies de pescado contienen tiaminasas, enzima que destruye la vitamina B1, la tiamina, que es considerada la vitamina anti-neurítica, la falta de esta vitamina provoca alteraciones como parálisis, convulsiones, entre otros signos neurológicos. Purina ha desarrollado dietas con sabor a pescado que están balanceadas para evitar cualquier carencia.

  • Dietas para perro

Dietas para perro

Por muy buena que sea la calidad de alimento para perro, esto no es lo adecuado para un gato. En el caso de las dietas para gato, estas contendrán un mayor aporte energético a partir de proteínas y grasas, a diferencia de la de perros que contendrá una mayor cantidad de carbohidratos. Además las dietas para gatos contienen Taurina, un aminoácido que ya se mencionó anteriormente y que es obligado en gatos.

  • Hígado

Hígado

Al igual que en casos anteriores, el hígado es un excelente alimento, sin embargo administrado como dieta única puede provocar un exceso de vitamina A y deformación de los huesos, además del riesgo que significa la posibilidad de contaminación por anabólicos esteroidales, cuyo uso es común para que los animales de consumo generen mayor masa muscular. Lo mejor es no experimentar, Purina tiene alimentos perfectamente balanceados por cada etapa de la vida de su gato.

Print Icon
Imprimir
Email Icon
Email