¿Por qué los gatos maúllan tanto?

Por qué los gatos maúllan tanto

Estas son las principales razones por las cuales tu gato maúlla mucho.

 

1. Para saludarte

Si estás acostumbrado a un breve estallido de maullidos justo cuando llegas a casa, felicidades, tu gato realmente está feliz de verte. Estos maullidos son la forma en que tu gato dice "hola" y "dónde has estado todo este tiempo". Acarícialo y háblale para corresponder a este saludo.

 

2. Para llamar tu atención

Maúllan para comunicarte que quieren jugar, caricias o para disfrutar de alguna golosina. Si tu gato rozando contra ti mientras maúlla, es probable que te necesite para pasar un buen rato y si continúa después de jugar probablemente quiera alguna golosina.

 

3. Para conseguir comida

Si tu gato no deja de maullar en ciertos momentos, siempre es una buena idea revisar su plato de comida. Si está vacío, ¡ya sabes por qué está maullando! Sin embargo, no llenes el tazón de inmediato; un buen truco es esperar hasta que tu gato deje de maullar antes de sacar la comida. De lo contrario, su gato aprenderá que puede maullar y alimentarse, por lo que lo harán más.

 

4. Para decirte que no se siente bien

Si tu gato maúlla por la noche, podría estar tratando de decirte que algo anda mal. De hecho, muchas enfermedades, como las renales, del tracto urinario o artritis, pueden provocar que maúlle en busca de ayuda. Si notas algo inusual sobre los sonidos que hace consulta al veterinario para descartar una posible enfermedad como sucede con los gatos mayores. Éstos pueden presentar el síndrome de disfunción cognitiva. Algunos de los síntomas incluyen confusión y maullidos por la noche.

 

5. Para indicar estrés

Si notas que tu gato maúlla más sobre de lo habitual, quizás se deba a estrés o cambios en su entorno. Un cambio de casa, una nueva mascota o la llegada de un bebé pueden estresar a tu compañero gatuno. Así que toma en cuenta cualquier cambio y procura tranquilizar a tu gato ofreciéndole más atención y tranquilidad.