Bienvenido a Casa
Fuentea+ a-

Encuentra al cachorro ideal para ti

Si has decidido que lo mejor para ti es tener un cachorro, posiblemente desees saber cómo elegir al criador o refugio de animales correcto.

Antes de tener un cachorro

Es importante meditar detenidamente qué raza de perro quieres antes de traer uno a casa. Puede ser muy fácil sentirse seducido por los grandes ojos marrones de un perrito o por una bolita esponjosa de energía, pero recuerda que un perro es una relación a largo plazo, por lo que es necesario que tu perro y tú seáis compatibles.

Un perro no sólo debe ser adecuado para tu estilo de vida, sino para tu entorno también. Por ejemplo, si vives en una casa pequeña con poco espacio en el exterior, un perro pequeño se adaptará mejor a ti.

Además de la raza, la edad es otra cuestión importante que hay que tener en cuenta al adoptar un perro. Como los cachorros exigen una gran labor de adiestramiento, en caso de que no tengas tiempo suficiente para mantener a tu travieso perrito bajo control deberías preguntarte si no te convendría más adoptar un perro adulto.

Si estás seguro de que un perrito es la mejor opción para ti, ya puedes pasar a la parte divertida: ¡encontrar a tu nuevo amigo peludo!

 

Compra un cachorro a un criador

Una opción a la hora de elegir un perrito es comprárselo a un propietario o criador. Asegúrate de encontrar un criador responsable que desee lo mejor para ti y para tu perrito. Los clubs y las sociedades de cría también son un excelente recurso para encontrar criadores de confianza.

Da igual lo gracioso que sea, no cedas a la tentación de comprar un perrito en una tienda de animales, a través de Internet (sin conocerlo antes) o en otras circunstancias en las que no esté clara la historia del perrito (p. ej., en un mercadillo o a través del periódico). Estos perritos pueden proceder de granjas de cachorros o, peor aún, haber sido robados.

Las exhibiciones de perros también son magníficos puntos de encuentro entre criadores y propietarios, y podrás aprender mucho sobre la raza que te interesa.

Qué preguntar a un criador al comprar un perrito

Antes de ir a ver al criador, llámale por teléfono. Los criadores de perros responsables estarán encantados de informarte y responder a tus preguntas sobre sus camadas. Algunas de las preguntas que puedes hacer al criador son:

  • ¿Cuántas camadas ha tenido la madre, y cuántas anualmente? Los criadores responsables nunca permiten más de una camada anual por perra.
  • ¿Qué tal ha ido la gestación? ¿Tuvo alguna complicación la madre?
  • ¿Tienen algún problema de salud la madre o el padre? Pregunta concretamente por problemas de cadera o codos y por problemas oculares.
  • ¿Se ha comprobado si padece algún trastorno genético habitual en su raza? (Deberías informarte sobre este tema antes de ponerte en contacto con el criador; así conocerás las diferentes pruebas que existen.)
  • ¿Es posible conocer al padre? Si no es posible, insiste en conocer a la madre.

 

La elección de tu perrito

Conseguir un perrito es muy emocionante y probablemente te mueras de ganas de elegir al nuevo miembro ideal de tu familia. Cuando vayas al criador a comprar, verás a la camada por primera vez cuando los cachorros tengan alrededor de seis semanas y ya podrás elegir cuál es el perfecto para ti.

Si es posible, visítalo con regularidad para que pueda ir familiarizándose contigo. Incluso es posible que puedas llevar a toda la familia para que el cachorro se acostumbre a todos; después de todo, tener un cachorro es un compromiso familiar. Recuerda que un montón de gente nueva puede resultar agobiante para el perrito, así que si tu familia es grande, no le visitéis todos a la vez. Al marcharte, puedes dejar una prenda de ropa para que el perrito se vaya acostumbrando a tu olor.

Qué debes observar en tu perrito

A las seis semanas, tu perrito debería interesarse por ti y por su entorno, estar deseoso de olerte las manos y explorar el mundo que le rodea. Debería ser juguetón y, casi con toda seguridad, travieso.

Ten en cuenta que los cachorros más pequeños de la camada pueden tener problemas de salud, y que los cachorros nerviosos, retraídos o demasiado excitables pueden necesitar más adiestramiento y socialización.

Tu perrito debe estar rellenito pero no gordo, y no debe tener bultos ni nódulos. El perrito perfecto debe tener una mirada limpia y brillante, y las orejas y el trasero limpios. El pelaje debe ser suave y limpio, sin calvas ni llagas; además, el perrito no debe rascarse.

Coloca a tu posible perrito en el suelo. Debe interesarse de inmediato por lo que le rodea. Da palmadas o haz algún sonido agudo y observa su reacción. La sordera puede ser un problema en algunas razas, como los dálmatas y otras razas blancas, por lo que debes asegurarte de que tu cachorro reacciona a los ruidos fuertes repentinos.

 

Traer a casa al perrito ideal

El tiempo que tu cachorro pasa con su madre y el resto de su camada es crucial. Es cuando aprende a ser un perro y a desarrollar las técnicas básicas de socialización con su madre y sus hermanos.

Como norma general, podrás recoger a tu perrito cuando alcance las ocho semanas (o algo más tarde en algunas razas). No se recomienda separarlos antes de su camada y puede ser un síntoma de que el criador no cumple normas de crianza exigentes. Vale la pena tener en cuenta que algunas pólizas de seguros no cubren a los perros que dejan al criador antes de las ocho semanas de edad.

En ocasiones, el criador te pedirá que esperes hasta las 12 semanas para recoger a tu perrito. En ese caso, asegúrate de que va a tener el ambiente adecuado para socializarse bien durante estas importantes semanas.

El momento en que lleves a tu perrito a casa también influirá en las vacunas que haya recibido: consultáselo al criador, que debe proporcionarte la documentación de las vacunas (junto con la de la desparasitación y otros tratamientos).

Si después de elegir al cachorro, se te pide que lo recojas más tarde del plazo normal de 8 a 12 semanas, pregunta al criador cuál es la razón por la que lo retiene.

Por último, asegúrate de conocer la comida que ha estado tomando tu cachorro y el régimen alimenticio del criador. Ayudarás a tu cachorro a adaptarse si mantienes esta alimentación en tu casa, al menos al principio.

 

 

Dar un nuevo hogar a un perrito

No olvides que existe una alternativa a comprar un perrito a un criador. Hay montones de perritos que han sido abandonados o que, por alguna otra razón, necesitan un hogar acogedor. Tal vez decidas buscar un cachorro en un refugio de animales o en un centro de acogida.

Un buen centro de acogida tendrá caniles limpios y acogedores, con un área cálida y protegida para dormir, y dispondrá de mucho espacio y juguetes para hacer ejercicio. El personal de los centros responsables pasará tiempo con los perritos para asegurarse de que se socialicen correctamente y de que sean un buen complemento para tu familia. Los asesores del centro estarán encantados de ayudarte a saber cómo comprar un perrito si es la primera vez que vas a tener perro.

Para más información sobre la adopción de un perro en tu zona, ponte en contacto con una de las principales organizaciones a escala nacional.

Nuestra página sobre adoptar un perro también ofrecerá respuestas a todas tus preguntas sobre la adopción de cachorros.

Tanto si compras como si adoptas a tu perrito, te espera un maravilloso futuro repleto de emocionantes aventuras.