Estudio sobre la Esperanza de Vida (Nestlé® Purina® Life Span Study)

Se ha comprobado que las restricciones alimentarias tienen un efecto positivo en la esperanza de vida de los roedores y de diversas especies de invertebrados.

Nestlé Purina realizó un estudio para determinar cómo la restricción alimentaria influye en la vida de los perros.

El estudio se denomina "Estudio sobre la Esperanza de Vida" ("Life Span Study") y duró 14 años hasta completarse. Se trata del primer estudio de por vida sobre restricciones en la dieta canina que comprueba que una alimentación orientada a mantener una condición corporal ideal durante toda la vida puede contribuir a prolongar los años de la vida saludable de los perros.

En este estudio, cuarenta y ocho perros de la raza Labrador Retriever de 7 camadas fueron organizados en parejas dentro de cada camada de acuerdo con su género y peso corporal, y que fueron asignados en forma aleatoria a un grupo de control o a un grupo de alimentación restringida. Durante los primeros tres años, el grupo de control fue alimentado ad libitum (libremente) durante un período de alimentación de 15 minutos diarios. Luego, se alimentó a cada perro a niveles de mantenimiento. Al grupo con alimentación restringida se le proporcionó el 75% de la cantidad de alimento consumido por sus parejas de la misma camada. Todos los perros consumieron las mismas dietas, que eran 100 por ciento nutricionalmente completas y equilibradas (al comienzo, se utilizó una fórmula para cachorros y luego, una fórmula para adultos). La única diferencia fue la cantidad que se les proporcionó.

Los perros fueron pesados semanalmente mientras eran cachorros y adultos y periódicamente en su adolescencia. A partir de los seis años de edad, cada uno fue evaluado anualmente utilizando el Sistema de Condición Corporal de PURINA®, un estándar desarrollado por los científicos de Purina y utilizado por los veterinarios para evaluar la condición corporal en perros y gatos. Los perros también fueron evaluados anualmente para determinar sus niveles de masa de grasa corporal, masa corporal magra, masa ósea y otros indicadores del estado de salud, incluidos los niveles de glucosa y grasa en sangre.

Los resultados de este estudio indican que la restricción en la dieta aumentó significativamente el promedio de expectativa de vida en este grupo de perros. La esperanza media de vida de cada grupo de tratamiento se calculó como la edad a la cual el 50% de los perros había fallecido. El promedio de vida de los perros con dieta restringida (13,0 años) fue significativamente más larga que la de los perros del grupo de control (11,2 años). Además, los perros alimentados con una dieta restringida mantuvieron una condición corporal significativamente más delgada durante los 6 a 12 años de edad, comparado con los perros del grupo de control, con un puntaje promedio de condición corporal de 4 a 5 (ideal) y de 6 a 7 (con sobrepeso), respectivamente. En promedio, el grupo de alimentación restringida pesaba menos, tenía menores niveles de grasa corporal y, después de cierta edad, experimentó un retraso de dos años en la pérdida de masa corporal magra a medida que envejecían, en comparación con los perros del grupo de control. Los perros alimentados con una dieta restringida también tenían concentraciones más bajas de triglicéridos, triyodotironina, insulina y glucosa séricos que los perros del grupo control. Además, según las observaciones de los investigadores, los perros del grupo control exhibieron signos más visibles de envejecimiento, como hocicos canosos, deterioro en el modo de caminar y una reducción en la actividad a una edad más temprana que los perros alimentados con una dieta restringida.

Este innovador estudio revela el papel crucial que desempeña el mantenimiento de una condición corporal ideal en la salud y la longevidad del perro. Demostró que la alimentación para desarrollar una condición corporal ideal durante toda la vida puede extender significativamente los años de vida saludable de un perro, hasta 1,8 años en el caso de los perros de este estudio. Los descubrimientos de este estudio indican que los dueños de mascotas pueden tener el potencial de ayudar a extender los años de vida saludable de sus perros y mejorar la calidad de vida de sus mascotas.

Existen tres pilares, o pasos a seguir, fundamentales para lograr los beneficios que se observan en el Estudio sobre la Esperanza de Vida: 1) la formulación de la dieta 2) la condición corporal ideal y 3) la comunicación al dueño del perro para que comprenda visualmente el concepto de "condición corporal ideal" y luego, cómo utilizar un alimento seco como Dog Chow® para que sus perros logren esta condición.

En términos de formulación, el Estudio sobre la Esperanza de Vida utilizó una fórmula completa y balanceada que proporcionó la nutrición necesaria para respaldar la función diaria del sistema corporal y el metabolismo del perro. Los resultados del Estudio de la Esperanza de Vida demostraron que la ingesta diaria de alimentos de los perros alimentados con una dieta restringida (con el 75% de la cantidad consumida por los perros del grupo de control) cumplió y excedió los requisitos nutricionales mínimos de un perro. La cantidad y los niveles de nutrientes fueron suficientes para mantener a los músculos y huesos fuertes para una condición corporal ideal. La condición corporal ideal es el objetivo en el manejo de la dieta para lograr los beneficios del Estudio sobre la Esperanza de Vida saludable y activa hasta 1,8 años más. El nivel y la cantidad suficientes de nutrientes, incluidas las proteínas, vitaminas y minerales, son factores que contribuyen a que los perros alcancen la condición corporal ideal. Esencialmente, los factores importantes para lograr la condición corporal ideal son: la cantidad de nutrientes y la ingesta diaria de nutrientes.

El segundo paso importante para lograr los beneficios del Estudio sobre la Esperanza de Vida sana y activa hasta 1,8 años más es la alimentación para lograr y mantener la condición corporal ideal. Con el conocimiento obtenido de la investigación de este estudio único de 14 años de duración, recomendamos un modo diferente y más definido de alimentación para obtener los beneficios demostrados por perros que vivieron 1,8 años más, tras ser alimentados con una dieta restringida. A principios de los años 90, Purina diseñó el Sistema de Condición Corporal de PURINA®. Este sistema es actualmente un estándar validado científicamente (puntaje 1-9) y utilizado por veterinarios para evaluar la conformación corporal en mascotas, su peso y condición corporal. Antes de la finalización del Estudio sobre la Esperanza de Vida, nuestra recomendación sobre la condición corporal ideal era un puntaje de 5. A partir del estudio, se realizó un ajuste a la condición corporal ideal recomendada. Ahora recomendamos que, con fines de salud y longevidad, se alimente a los perros para mantener un puntaje de condición corporal inferior a 5 (es decir, 4,5).

El tercer paso importante para lograr los beneficios del estudio es la comunicación a los dueños de perros sobre cómo utilizar Purina® Dog Chow®. Este estudio revela el impacto de una condición corporal ideal en la salud y la longevidad. Para ayudar a maximizar la salud de los perros, sus dueños deben aprender a reconocer los signos de sobrepeso de sus perros y a mantener una alimentación orientada a mantener una condición corporal ideal. Por lo tanto, es deseable proporcionar una orientación en el paquete del producto a los dueños de perros sobre cómo lograr y / o mantener la condición corporal ideal de su mascota. La guía recomendada debe incluir guías de alimentación e imágenes de perros "con sobrepeso", "con peso ideal" y "bajos de peso" basados en el Sistema de Condición Corporal de PURINA®. Con las imágenes proporcionadas, el dueño del perro puede traducir el ícono ideal de condición corporal a su propio perro. Esto le permitirá al dueño tener control de la forma del cuerpo de su perro para lograr una condición corporal óptima, al ajustar las cantidades de alimento de forma adecuada. La cantidad diaria recomendada de alimento que se describe en las guías de alimentación es un punto de partida. Nestlé Purina advierte las distintas demandas energéticas de los perros y, por lo tanto, los dueños de mascotas podrán realizar adaptaciones a esta cantidad con periodicidad, tras evaluar la condición corporal de sus perros con el Sistema Condición Corporal de PURINA® cada 4-6 semanas. En el programa de alimentación / manejo de la dieta, hemos elegido un ajuste del 10-15% superior al transcurso de las 4 semanas, y que probablemente sea una estrategia de control de peso más segura y exitosa, en comparación con una modificación mayor y más rápida. En el caso de los dueños de mascotas cuyos perros ya están en una condición corporal ideal, no será necesario ningún cambio en la asignación diaria de alimento.

En resumen, en este informe se describen tres pilares o pasos (formulación de dieta, condición corporal ideal y comunicación a los dueños de mascotas) para lograr los beneficios del estudio sobre la esperanza de vida a través de Dog Chow®. Estos pasos permitirán a los dueños de mascotas que alimentan a sus perros con Dog Chow® proporcionar la nutrición necesaria y controlar la condición corporal de forma continua y de por vida para prolongar la vida saludable de sus mascotas y mantenerlas en buena condición de salud.

 

*KEALY, R. D. et al., Effects of diet restriction on life span and age-related changes in dogs. J Am Vet Med Assoc 2002; 220:1315-1320.