JUGAR EN FAMILIA

Jugar en familia es una maravillosa oportunidad para divertirse, comunicarse y relacionarse entre padres e hijos, pues jugando aprenden los unos de los otros. Es una gran oportunidad para que los padres enseñen a sus niños valores como la responsabilidad.

Para los niños, jugar es fundamental en su proceso de crecimiento y aprendizaje, ya que no sólo es una excelente actividad física, sino que también estimula su inteligencia, imaginación y creatividad. Además, el juego también es una gran oportunidad para que los niños interactúen y se socialicen con personas de distintas edades.

En el caso de los cachorros, el juego también es un patrón esencial para su desarrollo cognitivo, emocional y social. A través de sencillos juegos el cachorro aprenderá a desarrollar su concentración, olfato, oído e inteligencia, además de reforzar la relación con sus dueños y su capacidad social.

De 3 a 5 meses

Durante sus primeros meses de vida lo más adecuado es practicar juegos que incentiven más la estimulación mental que la física:

Aprendiendo a morder suave

El cachorro tiene que entender que no puede apretar su mandíbula con fuerza y menos en el caso de estar jugando con niños. Para enseñarle, hay que dejar que muerda nuestra mano, pero sólo hasta el nivel de presión que deseemos. Cuando alcance esa mordida, hay que emitir un leve sonido, "¡Ay! ¡Ay!" nunca en forma de grito. Esta voz será la señal para que el cachorro no ejerza más fuerza.

Una vez que el pequeño frene la presión de su mordida, hay que premiarlo con caricias o un par de croquetas de Purina® Dog Chow® Cachorros.

La presión de la mordida permitida para el cachorro debe reducirse de forma paulatina hasta que el perro aprenda a jugar mordiendo suavemente.

Jugando en Familía, aprendiendo a morder suave

De 5 a 7 meses

Enseña a dar la patita

Enseñar al cachorro a dar la pata, sentarse o tumbarse son juegos que ayudan a su vez a educar al nuevo integrante de la familia.

Estos juegos deben acompañarse de premios y felicitaciones verbales, que ayuden a estrechar los lazos emocionales entre dueño y su cachorro.

Busquemos la comida

Este juego es una sencilla actividad, pero muy divertida para el niño y el cachorro, en la cual a su vez ayuda en el desarrollo de la capacidad olfativa del perro y a su concentración.

Consiste en esconder varias croquetas de Purina® Dog Chow® Cachorros en diversos lugares de la casa debajo de objetos, como en una cubeta de plástico o vasos, de manera que el cachorro lo pueda levantar fácilmente con el hocico y obtener su premio.

De 7 meses en adelante

El escondite entre niños y cachorro

Este es un excelente juego para fomentar el desarrollo del oído, el olfato del cachorro y la concentración de todos los participantes.

Mientras el niño se esconde, alguien debería quedarse junto al cachorro y marcarle de manera verbal las pautas que debe seguir: "¿Dónde está?".

El niño escondido puede llamar al cachorro por su nombre para que acuda a buscarle y, cuando éste le encuentre, le felicitará y premiará con unas croquetas o con su juguete preferido. Este juego es apto para toda la familia, aunque los niños y el cachorro serán quienes más se divertirán.

Atrapando la pelota

Este juego es muy divertido y, lo más importante, es que permite que tanto el niño como el cachorro se ejerciten físicamente y mantengan la mente activa.

Necesitaremos una pelota que resulte atractiva para el cachorro, un palo y una cuerda que cuente como mínimo con un metro de longitud.

Procedemos a atar en un extremo de la cuerda el palo y en el otro extremo atamos la pelota. La idea es sostener el palo y que el niño se esconda tras una columna, pared o puerta, dejando que la pelota atada a la cuerda repose sobre el suelo. Hacer ligeros movimientos con la pelota a ras del suelo para captar la atención del cachorro.

Una vez el cachorro se vea emocionado con la pelota, podemos mover el palo de distintas formas e intensificar el movimiento, de modo que él se mostrará muy entretenido y emocionado.

Juguemos con él de forma responsable

Los juegos entre la familia y el cachorro conseguirán estrechar su relación en sí. Además son muy beneficiosos para el desarrollo físico y cognitivo tanto del niño como del cachorro. Es muy importante que un adulto supervise siempre estos juegos y no saturar al cachorro con este tipo de actividades, lo más indicado es no excederse de 30 minutos de juego.

También se debe considerar que, a través del juego, los cachorros moldean su carácter y aprenden conductas que demostrarán luego en su etapa adulta. Por lo tanto, es primordial estar conscientes de que no todos los juegos valen por igual, ni fomentan conductas adaptativas.

A los cachorros les encanta jugar con diferentes tipos de juguetes. Hay varios factores esenciales que debes tener en cuenta al momento que selecciones un juguete para tu cachorro: que el tamaño sea adecuado para él en función de su edad y medida, que sea seguro y que sea suficientemente resistente a sus mordidas.

Según la edad del cachorro, los juguetes cumplen una función de apoyo a su desarrollo. En sus primeros meses, durante la etapa de dentición, recomendamos juguetes pequeños y blandos (de peluche o látex, por ejemplo) ideales para que los cachorros puedan morder.

Para estimular sus habilidades cognitivas y motrices, recomendamos juguetes que fomenten ese desarrollo. A continuación, te proponemos varios tipos de juguetes según la etapa de vida:

Primeros meses del cachorro

Pelotas

Fabricadas con materiales blandos o suaves para que no se hagan daño en sus dientes. Pueden ser de tela o goma.

Peluches sin relleno

Éste es un indispensable para tu cachorro, lo amará.

En su etapa de dentición

Cuerda de algodón o nylón:

Las realizan con materiales resistentes, ideales para los dientes afilados de tu cachorro.

Cuando esté más desarrollado

Frisbee de goma:

Su vuelo preciso y agarre suave lo hacen ideal para jugar con tu cachorro.

Pelota dispensadora de croquetas

Le ayudará a desarrollar sus capacidades cognitivas.

Hazlo tú mismo

Volver Arriba

Hazte fan en
Síguenos en
Youtube!
Síguenos en
Instagram!