Crecimiento de un gato: de gatito tierno a gato adulto seguro

Crecimiento de un gato: de gatito tierno a gato adulto seguro

Toma muy en cuenta los siguientes consejos para brindar seguridad durante el crecimiento de un gato

 

Dale tiempo a tu gatito

Si adoptas, preferiblemente hazlo entre las 10 y las 12 semanas. Antes de esa edad, la adopción puede ser estresante para los gatitos y hacerlos temerosos o tímidos. Un gatito que ha sido manejado con cuidado por los humanos será más amable y confiado.

 

Cubre lo básico

Los gatitos jóvenes necesitan un lugar para sentirse seguros, algo que les recuerde a su madre y sus hermanos. Una caja de cartón forrada con una manta o una cama para gatos pueden ser una excelente opción. Durante el primer año, los gatitos requieren proteínas y calorías adicionales que se encuentran en los alimentos formulados para ellos.

 

Preséntale a los miembros de la familia

Coloca al gatito en una habitación tranquila junto con una cama, una caja de arena y su comida, hasta que se adapte. Luego preséntale a los miembros de la familia uno a la vez y enseña a los niños cómo interactuar suavemente con él.

 

Haz que tu hogar sea seguro para el gatito

  • Agrupa los cables eléctricos y colócalos fuera de su alcance.
  • Guarda todos los artículos pequeños y retira las plantas que son venenosas para gatos y las trampas para insectos.
  • Cierra la tapa del asiento del inodoro, los gabinetes de la cocina y las tapas de las lavadoras y secadoras.
  • Elige juguetes diseñados especialmente para gatitos.

 

Su primera revisión

Haz una cita con el veterinario unos días después de la llegada del gatito. Habla con el veterinario sobre la esterilización y castración, lo que puede ayudar a prevenir problemas de salud y sobrepoblación. Por lo general, los gatitos pueden ser castrados o esterilizados a las 8 semanas de edad.

 

Que se sienta cómodo cuando tú no estés

Antes de salir, déjalo en una habitación donde esté su cama, una caja de arena, un poste para rascar, juguetes, comida y agua.

 

Puede que extrañes a tu gatito tierno e inocente, pero sin duda será mejor que después del crecimiento de un gato, éste se convierta en un gato adulto seguro y prácticamente independiente.