¿Cómo cuidar a mi gato con frío durante el invierno?

¿Cómo cuidar a mi gato con frío durante el invierno?

Descubre la mejor manera de cuidar a tu gato durante los meses fríos, así como la forma en la que puedes cubrir sus necesidades durante la temporada invernal.

 

Si tu gato pasa mucho tiempo al aire libre, probablemente sea muy capaz de cuidarse a sí mismo; sin embargo, siempre es útil estar atento a los peligros potenciales (aunque poco probables) como el congelamiento.

Los gatos se congelan cuando se exponen a temperaturas extremas. Generalmente afecta primero a las puntas de las orejas, la cola y los pies (especialmente los dedos de los pies).

Cuando se trata de gatos y el frío, controla cuánto tiempo están afuera. Cada raza soporta diferentes niveles de frío y esto debe tenerse en cuenta. Si la temperatura generalmente es fría, considera mantener a tu gato adentro.

El congelamiento puede notarse en tu gato por un color gris o pálido. Si crees que tu gato tiene congelamiento o no estás seguro, llévalo inmediatamente al veterinario y sigue sus instrucciones. Además, te compartimos algunas otras situaciones que debes tener en cuenta para esta temporada.

 

Envenenamiento por anticongelante de auto

Los gatos entienden alguna parte de su mundo probando objetos. Es por ello que la intoxicación por anticongelante puede llegar a ser un problema, especialmente en invierno, donde el anticongelante puede haber goteado al suelo cuando alguien lo ha agregado al motor de su automóvil.

Si tu gato lo encuentra, es probable que lo vaya a lamer (sabe dulce a las mascotas). Asegúrate de que el anticongelante en la casa esté fuera de su alcance. El anticongelante es etilenglicol y es altamente tóxico para los animales si se ingiere.

Los primeros signos de dicha intoxicación incluyen:

  • Náuseas y vómitos.
  • Espasmos musculares.
  • Caminar inestable.
  • Un mayor nivel de micción y sed.

 

Si sospechas que tu gato tiene intoxicación por anticongelante, llévalo al veterinario de inmediato.

 

Tazones de agua anticongelantes

A algunos gatos les gusta que les dejen comida y agua. De esta manera, pueden calmar su sed y satisfacer su hambre incluso mientras deambulan por el vecindario. Si mantienes un tazón de agua afuera para gatos en invierno, deberás asegurarte de que el agua no se congele.

Si vives en una zona donde el frío es extremo, considera comprar un tazón que mantiene el agua a una temperatura ideal para que nunca se congele, asegurando que tu gato siempre tenga una fuente de agua fresca para beber.

¿Cómo cuidar a mi gato con frío durante el invierno?

Abrigos o suéteres para gatos

Algunos gatos, como los gatos persas y el gato del bosque noruego, tienen un hermoso pelaje grueso y suave. Este pelaje ayuda a mantenerlos calientes en invierno. Sin embargo, otras razas de gatos, pueden necesitar ayuda adicional. El Siamés tradicional, por ejemplo, o el gato Manx tienen pelaje corto y esto no es suficiente para protegerlos durante los fríos meses de invierno, y entonces, deberás considerar invertir en un suéter para tu gato.

Considera invertir en un suéter para tu gato. Incluso si tu gato es de interior, es posible que debas comprar un abrigo para protegerlo del frío. Recuerda, lo que es cálido para ti puede no serlo para ellos. Si no estás seguro de si necesitas o no comprar un suéter de gato, consulta con tu veterinario para ver qué te puede aconsejar.

Si compras un suéter para actuar como una capa entre los gatos y el frío, asegúrate de comprar uno que le quede bien y con el que tu gato se sienta cómodo. Esto es importante. El material y el ajuste no deben irritar a tu gato de ninguna manera; te recomendamos probar opciones antes de decidirte por uno final.

 

Hipotermia en gatos

Tu gato puede escapar de la casa sin que lo sepas, y su exposición al clima extremo puede tener graves consecuencias, pues a pesar de sus mejores esfuerzos, puede llegar a padecer hipotermia durante el invierno.

 

Los síntomas de hipotermia leve son los siguientes:

  • Temblor.
  • Debilidad.
  • Falta de conciencia mental o incapacidad para concentrarse.

 

Los síntomas de la hipotermia moderada son:

  • Rigidez muscular.
  • Presión arterial baja.
  • Respiración corta y superficial.

 

Los gatos que en invierno han estado expuestos al frío durante demasiado tiempo pueden presentar hipotermia severa. Los síntomas de esto incluirían dificultad para respirar y signos de coma.

Si sospechas que tu gato tiene hipotermia, llévalo al veterinario de inmediato. Allí deben identificar la gravedad y asegurarse de que tu gato sea tratado adecuadamente.

Cuando se trata de gatos y el resfriado, una de las formas más efectivas de cuidar a tu mascota es mantenerlo en el interior. Incluso los gatos al aire libre mostrarán una renuencia general a salir al aire libre en invierno.

Si tu gato todavía insiste en deambular en el exterior, asegúrate de que pueda entrar y salir de tu casa libremente en todo momento. Siempre debes verificar si la puerta del gato no se ha congelado y asegurarte de que no esté pegada. También puedes comprar una puerta inteligente para gatos, que se abre automáticamente en respuesta al collar inteligente de tu gato.

Asegúrate de que tus gatos tengan mucha comida y agua, tanto en interiores como en exteriores, y ten presente que puedes comprarles cualquier protección adicional que puedan necesitar como suéteres, abrigos o incluso refugios extra.

Aunque los gatos son bastante independientes, recuerda que tú eres el mayor responsable de su bienestar, así que mantén tus precauciones y bríndale todos los cuidados posibles para que tu gato esté feliz y sano sin importar las condiciones.

En epocas de invierno, es importante darle un buen abrigo y cuidado a tu gato, ya que este, es susceptible a alguna enfermedad.