Cuidando a tu cachorro

Conoce los cuidados básicos para mantener la salud y felicidad de tu perro.

HIGIENE, CUIDADOS Y PREVENCIÓN

Para monitorear la salud de tu cachorro, debes acostumbrarlo a que lo manipulen y examinen para hacer menos tensas las visitas al veterinario. No dudes en hacerle todo tipo de preguntas a los especialistas durante las consultas médicas, es más recomendable hacer todo tipo de preguntas aunque te parezca que pueden ser exageradas o incluso insignificantes, después de todo, es mejor prevenir que curar.

LAS OREJAS DEL CACHORRO: ¿SIGNOS DE INFECCIÓN, PARÁSITOS O IRRITACIÓN?

Comienza acariciando y cepillando todo su cuerpo, luego observa atentamente sus orejas. Si tu cachorro tiene el pelo largo, cepilla el lado exterior de la oreja para evitar que se le formen nudos.
Revisa la oreja y verifica que no haya lastimaduras, no esté enrojecida o parezca estar sensible al tacto ni huela mal. Si el oído solo está cubierto de polvo o suciedad, puede limpiarse con toallitas húmedas; procede con la dulzura y delicadeza.

Cuidando a tu cachorro

CUIDA Y REVISA LOS OJOS DE TU CACHORRO

Con una gasa humedecida con agua o con un producto específico para la limpieza de los ojos del perro, limpiar el exterior de los ojos, teniendo cuidado de no irritarlos. Si los ojos están irritados y llorosos, lleva a tu cachorro al veterinario para un chequeo.

HIGIENE ORAL: CÓMO CUIDAR LOS DIENTES DE TU CACHORRO

Tu perro es como tú: puede tener caries o infecciones en las encías. Además, el mal aliento en los perros puede ser un síntoma de enfermedad. Los cachorros cambian los dientes a los permanentes a los seis o siete meses. Es importante que tu cachorro se acostumbre a este tipo de actividades, como el lavado de dientes. Si quieres cepillar los dientes de tu perro, encontrarás cepillos de dientes y pasta dental para perros en tiendas especializadas.
Cepillar sus dientes con regularidad ayuda a prevenir la acumulación de sarro, infecciones y proteger la dentición.

FASE FINAL: LAS UÑAS

Para comprobar la longitud de las uñas coloque la palma de la pata del perrito en la mano. Si sientes las uñas, es momento de cortarlas.
Recuerda que es importante cuidar de tu cachorro a través de gestos simples para que sea feliz y saludable.

CUÁNDO SE VACUNA A UN CACHORRO

Una vez que adoptas un cachorro, deberás acudir al veterinario para que te indique qué vacunas debes administrarle y con qué periodicidad. Previo a la vacunación, el veterinario le realizará una exploración completa (mucosas, ganglios, abdomen y control de la temperatura) para asegurar que está completamente sano y puede ser vacunado.

Es imprescindible desparasitar al cachorro antes de iniciar el calendario de vacunación, debido a que nacen con parásitos transmitidos por la madre a través de la placenta y la leche materna durante la lactancia.
Las vacunas son un tratamiento preventivo de las enfermedades para evitar el contagio de virus y bacterias, y poder producir anticuerpos de defensa ante ellos. El objetivo es generar cierta memoria inmunitaria en el cuerpo de tu cachorro para frenar el desarrollo de enfermedades que podrían poner en peligro su vida.

CALENDARIO PARA VACUNAR TU CACHORRO

Aunque será tu veterinario quién te facilite una cartilla en la que constarán todas las vacunas administradas a tu cachorro y las futuras fechas de vacunación, en este apartado te indicamos cuándo y cuáles son las vacunas básicas que deberán aplicarle a tu cachorro:
A partir de las 6 semanas: vacuna de parvovirus+/- virus del moquillo.
A los 2 meses: vacuna denominada Polivalente (parvovirus, virus del moquillo, virus de la para influenza, virus de la hepatitis+/- leptospira).
A los 3 meses: refuerzo de la vacuna Polivalente.
A los 4 meses: refuerzo de la vacuna Polivalente +vacuna contra la Rabia donde sea necesaria.
Al año: refuerzo de vacuna Polivalente y refuerzo de vacuna contra la Rabia.
Este calendario puede variar en función de la presión de cada una de las enfermedades en cada zona. Existen otras vacunas opcionales contra algunas patologías o para situaciones particulares.
En función de la normativa de cada zona y país, el veterinario te indicará la periodicidad de los siguientes refuerzos de la vacuna Polivalente y la vacuna contra la Rabia, ya que existen diferentes parámetros respecto a esta cuestión.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA

Evita el contacto de tu cachorro con otros perros hasta que tu veterinario te asegure que le han sido administradas las vacunas necesarias para su completa inmunidad. Hasta entonces, es recomendable que tu cachorro salga a la calle para habituarse a los sonidos y otras situaciones exteriores, pero es imprescindible que lo lleves en brazos y no lo expongas a lugares de contagio.
Los cachorros lactantes no pueden ser vacunados. Cuando maman, las vacunas puedan interferir en los anticuerpos maternos y eliminarse su efectividad.
Respeta los plazos de refuerzo de vacunas durante el primer año. Si no lo haces, la inmunidad obtenida gracias a las primeras vacunas será nula.

Si tienes pensado viajar con tu cachorro a otro país, habla con el veterinario e infórmate de los requisitos de vacunación existentes en cada caso. Sólo así evitarás riesgos innecesarios.